• Ventanas de aluminio o PVC: Beneficios y desventajas

  • No puedes elegir de forma indiscriminada el material en el cual estarán fabricadas las ventanas de tu hogar, ya que para realizar esta elección es totalmente necesario que tengas en cuenta las principales ventajas y los detalles desfavorables de los materiales más utilizados en la elaboración de ventanas, esencialmente el PVC y el aluminio, para que puedas realizar una elección inteligente.

    Las ventanas de aluminio y las de PVC son las más populares del mercado a pesar de la existencia de otros materiales como la madera. Por ello, vamos a resumir cuales son las principales características de estos dos modelos de ventanas.

    Ventanas de PVC

    El PVC se ha convertido en el material predilecto para la fabricación de ventanas ya que le aporta a este elemento de carpintería una serie de ventajas notables como el aislamiento tanto acústico como térmico que aporta el policloruro de vinilo y que genera disminución en el consumo energético las viviendas que poseen estas ventanas.

    Muchas personas están eligiendo las ventanas de PVC por la increíble durabilidad que tienen estos productos, puesto que se calcula que el tiempo de vida útil de las ventanas de PVC es de alrededor de cuatro décadas y durante este periodo dichas ventanas requieren un mínimo nivel de mantenimiento que basta con el uso de agua, jabón y un paño para el aseo periódico de las mismas.

    Lamentablemente, durante una epoca existió un movimiento en contra del PVC en el cual se difundía que era un material poco ecológico, no obstante, en la actualidad sabemos que es uno de los materiales más solidarios con el medio ambiente ya que su proceso de reciclaje es realmente fácil y ecológico lo que permite reutilizar este material de forma rápida.

    Entre las desventajas que se han descrito sobre las ventanas de PVC, la principal de ellas es el coste que puede suponer la instalación de las mismas y la limitada variedad de colores y diseños disponibles.

    Ventanas de aluminio

    Si bien las ventanas de PVC son las más populares y recomendadas de la actualidad, una de las mejores alternativas a este material que ofrece el mercado son las ventanas de aluminio, las cuales históricamente fueron las ventanas preferidas del mercado y que lograron representar una solución ideal para las muchas desventajas que tenían las ventanas de madera.

    Las ventanas de aluminio tienen la notable cualidad de ser los modelos más resistentes del mercado dado a las características férreas de este material.

    Resulta evidente que la principal desventaja del aluminio se debe a que el mismo es un metal y por ende un buen conducto de energía térmica, no obstante, a estas ventanas se les añade un sistema de rotura de puente térmico para disminuir la conducción de calor y mejorar el aislamiento térmico de las mismas.

    La estética de las ventanas de aluminio es realmente apreciable y representan una opción más económica en comparación con las ventanas de PVC.

    En perspectiva, las ventanas de PVC son mejores que las ventanas de aluminio dado a que promueven el rendimiento energético de los inmuebles por sus notables cualidades superiores en lo que respecta al aislamiento térmico, sin embargo, para los que desean una opción más asequible las ventanas de aluminio son el elemento de carpintería más idóneo.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ