• Refuerzos en Ventanas de PVC

  • Indudablemente, en la infraestructura de las fachadas de las viviendas las ventanas se presentan como el elemento más endeble de la construcción en comparación con los muros y las estructuras de soporte, no obstante, con el paso de los años se han diseñado cristales cada vez más resistentes para las ventanas y se han incorporado una serie de refuerzos a estos productos los cuales han permitido mejorar la resistencia, seguridad y durabilidad de las ventanas. En los siguientes párrafos analizaremos los refuerzos de ventanas más destacados del mercado.

    ¿Porque son necesarios los refuerzos en las ventanas?

    Si bien el PVC es un material que cuentan con una resistencia elevada ante los golpes e impactos, es importante complementar las características rígidas de este material. La resistencia de las ventanas se estima en base a la elasticidad longitudinal de la misma, es decir, la capacidad de este material para no deformarse ante una fuerza que pretende hacerlo.

    La elasticidad longitudinal del PVC es de 240 kN/cm2 lo cual es realmente inferior si se compara con los valores del aluminio el cual posee una resistencia de 21.000 kN/cm2, por ello las ventanas de PVC siempre son reforzadas con complementos de acero para aumentar el grado de resistencia de las mismas.

    Los refuerzos de acero y sus características

    Los refuerzos de acero están especialmente diseñados para mejorar significativamente el nivel de resistencia que presentan las ventanas de PVC, no obstante, para que los refuerzos logren brindar este beneficio no basta solo con estar fabricados en este material metálico ya que también deben cumplir una serie de cualidades métricas específicas.

    Una de las características métricas más importantes de los refuerzos de acero de las ventanas es su longitud, ya que estos complementos han de ser perimetrales, lo que significa que deben abarcar toda la distancia longitudinal del marco de PVC.

    El momento de inercia es otra de las cualidades fundamentales que deben cumplir los refuerzos, es decir, la tolerancia del material a ser flexionado, por lo que mientras mayor sea esta variable el refuerzo será más resistente y ofrecerá más beneficios a la ventana.

    Por último, al momento de incorporar refuerzos metálicos a la ventana los fabricantes deben considerar la sección transversal de la ventana ya que esta medida esta proporcionalmente relacionada con la resistencia de la ventana, por ello, los refuerzos de acero deben corresponderse geométricamente con la sección transversal de la ventana.

    Otras opciones de refuerzos

    Las principales desventajas de los refuerzos de acero o metálico son la alteración del peso y del aislamiento térmico de la ventana. Estos complementos de acero añaden peso extra a la masa de la ventana y además al ser un metal altamente conductor, transmite la energía térmica con eficacia.

    Por los motivos mencionados anteriormente los fabricantes han diseñado alternativas para los refuerzos de metal que no posean las desventajas anteriormente descritas. Los refuerzos de fibra de vidrio, de PVC rígido, cables de acero o refuerzos mixtos que combinan elementos metálicos y plásticos son las opciones o alternativas que ofrece el mercado, sin embargo, estos refuerzos son considerablemente más caros que los refuerzos convencionales de metal.

    Los refuerzos de acero continúan siendo las opciones más favorables si se tiene en cuenta la relación precio y calidad de los mismos y además cuentan con cualidades ecológicas ya que el reciclaje de estos refuerzos es fácil de realizar. En los párrafos anteriores pudimos denotar como estos elementos, ocultos dentro del interior de las ventanas de PVC son realmente importantes para la estructura de este producto y permiten obtener una protección, seguridad y resistencia optima en las ventanas de nuestra vivienda.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ