• Método Fusing en cristales para decoración

  • No existen excusas en la actualidad para no cambiar la decoración o el diseño de nuestros negocio o vivienda, puesto que el mercado moderno ofrece una infinidad interminable de alternativas y cada año se suman nuevas tendencias y técnicas de decoraciones, sin embargo, existen técnicas antiguas y artesanales que aún permanecen vigentes como los son los cristales fusing, los cuales representan uno de los productos de mayor demanda en el negocio del vidrio.

    Básicamente el fusing se puede comprender como la superposición de cristales con diferentes estéticas o texturas creando un único vidrio de apariencia hermosa e innovadora. Para realizar esta técnica se debe contar con un vidrio de base sobre el cual se añadirán múltiples tipos de cristales de variados colores que se fusionaran mediante hornos que generan temperaturas de ochocientos a novecientos grados creando un diseño único y diferente.

    Tipos de Fusing

    Debido a que el fusing es un procedimiento artesanal, cada una de las piezas de vidrio logradas mediante esta técnica será única e irreproducible, lo cual aumenta el valor de la estética de este producto. Si bien el fusing se basa elementalmente en un proceso de fundición térmica donde se combinan cristales de distintas tonalidades, existen diferentes variantes del fusing como lo son el Full-Fusing y el Tack-Fusing.

    Tack-Fusing

    Las distintas variantes del fusing de cristales difieren según la pérdida o conservación del volumen original de cada una de las piezas de cristal superpuesta que conformara el resultado final. Con el Tack-Fusing se consigue un acabado final fantástico puesto que se mantiene de forma inmutable el grosor y volumen de todos los vidrios superpuestos, por lo que se refleja las diferentes texturas y relieves de cada uno de los diferentes cristales empleados.

    El método Tack-Fusing es ideal para proyectar imágenes, bocetos o dibujos que se deseen moldear sobre el vidrio, logrando que dicho diseño sobresalga de forma espectacular y artística.

    Full-Fusing

    Por su parte, el Full-Fusing es la contraparte del Track-Fusing, ya que en esta técnica el vidrio permanece durante un mayor periodo de tiempo en los hornos por lo que se consigue un fundido absoluto que otorga como resultado final una pieza de volumen y grosor homogéneo, es decir, cada uno de los cristales o vidrios superpuestos se entremezclan en un solo producto final liso, plano y sin relieves.

    Independientemente de que elija el Full-Fusing o el Track-Fusing, esta técnica y sus variantes representan una forma muy adecuada, practica y versátil para añadir a la vivienda un estilo diferente, cautivador y emocionante.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ