• Mamparas con espejo

  • Disfrutar de un espejo de cuerpo entero es algo que la mayoría ansía y el cuarto de baño puede ser el mejor lugar para tenerlo en casa. Ciertos fabricantes se han dado cuenta de la necesidad de maximizar el uso del espacio y por ello han creado modelos de mamparas de baño donde una de las hojas o paneles lo incorpora.

    El desarrollo de este innovador concepto de espejo incorporado a la mampara de baño de vidrio templado, ha hecho que este producto tenga una gran acogida entre los clientes, por lo que los fabricantes lo han patentado como marca registrada.

    Tener una mampara con espejo tiene muchas bondades y lo mejor de todo es que añadirlo no incide mucho en el precio final de la mampara, ni alarga demasiado el tiempo de fabricación, por lo que con un poco de paciencia  podrás completar la reforma del baño con un producto espectacular.

    Ventajas de las mamparas con espejo

    Es bien sabido lo que los espejos pueden hacer para llenar los espacios de luz y hacerles visualmente más grandes. Si esto se consigue colocando un espejo sobre el lavabo imagina todo lo que se puede lograr instalando uno del tamaño de alguno de los paneles de la mampara de la ducha o de la bañera.

    Pero sin pensar en el aspecto estético sino exclusivamente en el funcional, un espejo de cuerpo entero en el cuarto de baño facilita las tares de cuidado corporal y embellecimiento. Tampoco podemos olvidar lo práctico que puede resultar tenerlo cuando son varios los miembros de la familia que se están arreglando al mismo tiempo para acudir a algún evento social.

    Un espejo para mirar sin ser visto.

    Una prestigiosa marca de mamparas de baño ha sido quien hace ya algún tiempo presentó dentro de su catalogo de productos, el revolucionario vidrio templado con efecto de espejo. Este es compatible con cualquiera de los modelos del fabricante y puede ser añadido a solicitud del cliente, por un precio adicional.

    Entre las características a destacar de las mamparas con espejo incorporado está el hecho de  estar fabricadas en vidrio templado del mismo espesor de las que no lo llevan, es decir entre 6 y  8 mm.

    De este modo se puede garantizar la misma resistencia ya tan conocida de las mamparas de ducha o bañera que resisten golpes y humedad,  manteniendo una apariencia impecable por un largo periodo de tiempo. Este tipo de mamparas son también conocidas como espejo espía, por cuanto dependiendo de la iluminación permiten visualizar sin ser visto. Una cualidad sin duda atractiva cuando se quiere mantener la privacidad durante el baño al mismo tiempo que se permite que la pareja o un hijo situado frente a la mampara, se dé los últimos retoques en un espejo de cuerpo entero.

    Fácil mantenimiento y limpieza

    El espejo incorporado a las mamparas de ducha o bañera está integrado por varias capas metálicas que han sido sometidas a un proceso de endurecimiento térmico o que tienen una lamina de seguridad en su interior, pudiendo por tanto ser templado o laminado. Al igual que cualquier panel puede incorporar serigrafías o grabados a gusto del cliente.

    Esta cuidada fabricación es lo que le confiere su resistencia a la humedad y lo que hace que limpiarse sea tan sencillo. Eso sí, al limpiarla no conviene la aplicación de químicos abrasivos o de productos que entre sus componentes incluyan el cloro, que pueden dañarla.

    El interiorismo ha visto en este producto novedoso un gran aliado para brindar soluciones aun donde no sobra el espacio debido a su doble condición de visibilidad, completamente traslucida u opaca dependiendo de la incidencia lumínica.

    Hay un modelo adaptable para cada tipo de espacio disponible. Una rápida búsqueda en internet te abrirá al mundo de las mamparas con espejo que se comercializan en la actualidad. Descúbrelas seguro te encantarán!!

LLÁMANOS DESDE AQUÍ