• Doble acristalamiento para ahorrar en calefacción

  • El gasto en calefacción que los españoles realizamos al año es verdaderamente ingente en térmicos económicos. Y es que en 2014 el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDEA) estimó que en España los usuarios pagan una media de 500 euros al año solo por el consumo de la calefacción. Por ello, es necesario buscar las maneras de ahorrar energía térmica para reducir nuestros gastos, siendo la mejor de ellas la que implica mejorar el aislamiento de nuestra casa implementando un mejor acristalamiento en los ventanales y ventanas. De ahí a que sea fundamental hablar en este artículo del doble acristalamiento para conocer todos los beneficios que este tipo cristal nos brinda en nuestro hogar o empresa.

    Sin embargo, a pesar que con el doble acristalamiento las pérdidas de calor al exterior se reducen notablemente brindándonos así un ahorro energético significativo, también existen otras efectivas de ahorrar en calefacción y te las presentamos a continuación.

    Trucos para ahorrar energía en casa

    • Aire acondicionado/calefacción con compresor Clase A: lo más recomendable es que todos los electrodomésticos de nuestra casa sean de tecnología certificada clase A+++, especialmente aquellos que consumen mucha energía como el aire acondicionado y la calefacción. Esto nos garantiza que consumirán la energía mínima posible mientras estén encendido. Asimismo, es importante que mantengas tus equipos de calefacción y refrigeración, particularmente sus filtros, totalmente limpios. Además, se aconseja usar energía solar, leña o gas como fuente de calefacción en vez de electricidad.
    • Mantén la temperatura entre 18 y 24 °C: así lograrás una temperatura confortable en tu hogar y no consumirás mucha energía eléctrica. Si se enfría a menos grados o se calienta a más grados de los aquí indicados, la factura de luz aumentará.
    • Mantén una ropa adecuada a la época del año: para sentirte confortable sin necesidad de alterar la temperatura de tus electrodomésticos, usa una vestimenta que no te sofoque o que no te dé mucho frío dependiendo de la época del año.
    • Ventila la casa por una hora máximo y únicamente en la mañana: si ventilas la casa durante horas de la mañana se acumulará cierta cantidad de calor que será muy provechosa durante el resto del día. Eso sí, no abras las ventanas durante la tarde pues el calor se perderá y llegará el frío.
    • Cierra adecuadamente las puertas y ventanas: eso significa cerrarlas herméticamente para evitar que el frío entre por sus bordes u orificios, perdiéndose así el calor interno del hogar de tal forma que la calefacción aumentará, al igual que el consumo eléctrico.
    • Aprovecha el calor natural: siempre que salga el sol, déjalo entrar a tu casa ya sea abriendo las persianas o directamente abriendo las ventanas. Eso sí, ten en cuenta que, a penas el calor natural se extinga, cierra herméticamente tu casa para mantener el calor recogido dentro de tu casa.
    • Mantén hermético los cajones de las persianas: si tus persianas son viejas, probablemente sus cajones hayan perdido estanqueidad por lo que es necesario sellarlos herméticamente para que la calefacción no consuma mucha energía.
    • Compara la compañía: recuerda comprar tu calefacción o solicitar su instalación a una empresa de confianza. Para ello, te recomendamos comparar tarifas, garantías y coberturas de tal manera que puedas saber cuál es la mejor compañía en este sector.
LLÁMANOS DESDE AQUÍ