• Consejos sobre cómo limpiar bien la mampara del baño

  • De todos los ambientes de una casa, el baño es tal vez el que merece siempre una atención especial para mantenerlo completamente higiénico y libre de bacterias y hongos. Quizás sea esta una de las razones que llevan a muchos a decidirse por instalar una mampara de ducha o una mampara de bañera, buscando además de una solución estética y funcional, un elemento fácil de limpiar y de mantener en perfecto estado sin necesidad de dedicarle demasiado tiempo.

    Todo el que haya tenido en casa una cortina de baño podrá decir con propiedad el esfuerzo que suponía el tratar de eliminar el sucio y los hongos, que especialmente las más baratas, lograban acumular en poco tiempo de uso. Una mampara de baño es por lo tanto algo más que un elemento decorativo o una forma de aportar un mayor nivel de luz al ambiente, es una forma fácil de mantener la pulcritud en el aseo.

    Sin embargo son muchas las preguntas que respecto a su limpieza a menudo se hacen tanto los que ya la tienen en casa como quienes piensan en instalarlas.   Entre las inquietudes más comunes están ¿Con cuanta frecuencia deben limpiarse? ¿Cuáles son los mejores  métodos para hacerlo? y ¿Cuáles son los productos que deben emplearse para limpiar una mampara de baño?

    Visto lo anterior seguramente a muchos les sentaran bien unos cuantos consejos sobre cómo limpiar la mampara del baño. Para ello comenzaremos aclarando una de las dudas más usuales.

    ¿Con cuanta frecuencia debe limpiarse la mampara del baño?

    La respuesta a esta pregunta está condicionada por la frecuencia de uso de la mampara, pues no es igual la que se utiliza por una sola persona o una pareja, que la que se encuentra en un cuarto de baño de uso familiar. En cualquier caso lo recomendable será limpiarla una vez por semana, cuando el uso es menos intenso y dos veces cuando es más frecuente.

    Las condiciones ambientales y la calidad del agua del lugar geográfico donde se encuentre una vivienda, también se han de tomar en cuenta a la hora de definir la frecuencia de la rutina de limpieza, pues la humedad del aire y la cantidad de cal presente en el agua, son los dos elementos que más afectan la apariencia de las mamparas de baño.

    Mamparas con antical

    Afortunadamente hoy en día existen mamparas con antical, lo que hace la vida mucho más fácil a la hora de mantenerlas impecables. Este tipo de mamparas se tratan con un producto innovador que repele el agua y por lo tanto hace que las gotas resbalen eliminando así las molestas huellas en el vidrio. Si estas pensando instalar una mampara de baño nueva tal vez te interese ver las mamparas antical que se consiguen en el mercado PULSANDO AQUÍ.

    La humedad y los restos de champú y jabón tienden a depositarse en las uniones entre los perfiles y el cristal templado, por lo que no debes olvidar este aspecto a la hora de seleccionar la mampara para la ducha o la bañera. Recuerda que cuanta menos perfileria tengan, más fácil será de limpiar y mantenerla impecable. Hay muchos modelos de mamparas sin perfiles, seguro alguno de ellos se ajusta a tu espacio.

    Tener una mampara de baño impecable no requiere de utilizar costosos productos que en la mayoría de los casos suelen más bien ser perjudiciales para las gomas y la perfileria. Frotarla con jabón neutro y agua es más que suficiente para tenerla bien cuidada. Olvida los remedios caseros que en muchos casos no resultan tan inocuos como incautamente  podemos pensar

    ¿Qué productos usar al limpiar la mampara de baño?

    Los movimientos circulares durante la limpieza son importantes para eliminar correctamente las marcas de agua. Una recomendación mas es que  al secarla utilices un limpiacristales o en caso de no contar con uno a la mano, hazlo con un paño que no desprenda pelusa.

    Tener una mampara siempre limpia y cristalina no requiere de un gran esfuerzo ni de realizar una limpieza profunda ocasionalmente, es apenas el resultado de un correcto mantenimiento regular al menos una vez por semana.

    Si estás por comprar una nueva mampara considera las que tienen tratamiento antical, que son más fáciles de limpiar. Cuidar y mantener impecable por mucho tiempo una de ellas te costará mucho menos trabajo y el resultado será un vidrio tan transparente como el primer día de instalado.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ