• Cómo limpiar cristales sucios y dejarlos transparentes

  • Toda infraestructura moderna cuenta con grandes paredes de cristal y ventanas enormes para tener mucha iluminación natural y un diseño premium. Sin embargo, lo que mucha gente no toma en cuenta es que tener estos grandes cristales en tu casa o negocio implica una gran responsabilidad pues debemos limpiarlos cada cierto tiempo para que luzcan relucientes, transparentes y hermosos como en Cristalerias Madrid. Lo normal es que las personas no tengan el tiempo suficiente para limpiar sus cristales, dejándolos abandonos y sucios haciendo que su casa o negocio no luzca para nada bien. Y es que limpiar un cristal no es igual que limpiar un objeto cualquiera.

    Los cristales son un material especial que requieren de una limpieza y cuidado especial para lucir espectaculares. Tienen como principal desventaja que pueden ensuciarse de manera muy fácil, ya sea por el polvo, por el toque con las manos, por la lluvia, por rayones y un largo etcétera. Pero no te preocupes, a continuación, te presentamos varias maneras de limpiar eficientemente tus cristales para que luzcan impecables y no tendrás que invertir mucho tiempo y esfuerzo. Además, te diremos cuáles son las mejores técnicas para conseguir una limpieza perfecta de tus cristales.

    5 recomendaciones en la limpieza de cristales y ventanas

    • Los cristales y ventanas debes limpiarlos a menudo: a diferencia de otros materiales u objetos, los cristales y ventanas se ensucian con mucha frecuencia por pequeñas cosas, por lo que igualmente deberías limpiarlos constantemente para mantenerlos relucientes. De esa forma, evitarás que tengan un aspecto descuidado.
    • Dedica el tiempo que sea necesario a la limpieza: si eres tú el que va a limpiar los cristales o ventanas, debes saber que no deberías hacerlo con prisa, pues los resultados no serán los esperados. Limpiar cristales y ventanas es una actividad que requiere de minuciosidad y detallismo para lograr los mejores resultados. Así que, si no tienes ahora mucho tiempo para dedicárselos a la limpieza de los cristales y ventanas, déjalo para después cuando tengas la entera disposición de hacerlo bien.
    • No te olvides de limpiar los marcos y bordes: en todas las partes donde se soporten las ventanas y cristales debes limpiarlos para darle el aspecto más pulcro a estos elementos. En los marcos y bordes es donde más suciedad se suele acumular y por ello hay que limpiarlos con esmero.
    • Evita limpiar los cristales cuando hay demasiado sol: si hay mucho sol, los cristales y ventanas se secaran muy rápido mientras los estás limpiando, lo cual provocará que algunas huellas del jabón o del agua queden plasmadas en ellos haciendo que luzcan feos. Así que, no limpies los cristales de día cuando le los rayos solares los impactan directamente.
    • Considera el tamaño de la superficie a limpiar: es muy diferente limpiar las ventanas de un hogar a limpiar los cristales de un edificio. Mientras que para la primera actividad bastará como mucho una hora y unos pocos utensilios, para la segunda actividad puede hacer falta un día entero, maquinaria especializada y un gran equipo de trabajadores.

    Consejos para limpiar cristales y ventanas en casa

    Primero que nada, hay que saber que los cristales y ventanas pueden ser más o menos difíciles de limpiar, dependiendo de su ubicación en la casa o negocio. Por ejemplo, los cristales que se encuentran en la cocina suelen ser los más sucios ya que no solo tienen la típica suciedad de polvo, gotas de agua o huellas dactilares, sino que además tienen grasa acumulada del vapor que viaja hasta ellos cuando se preparan alimentos. Por ello, se deberían limpiar con más frecuencia e intensidad los cristales de la cocina que los del resto de la vivienda.

    Para una limpieza profunda de tus cristales, te recomendamos que lo hagas con agua caliente y un poco de amoníaco. Aplica esta mezcla suavemente sobre el cristal y luego retírala con agua limpia. Con este truco, los cristales quedarán totalmente transparentes. Para una desinfección más completa, también es recomendado añadir un poco de jabón lavavajillas a la mezcla de amoniaco, aunque esto hará que debas usar más agua limpia para enjuagar el cristal. Seguidamente limpia los bordes con la misma mezcla, enjuaga y repite la limpieza de los cristales para mejores resultados.

    Para secar lo más recomendable es usar bayeta especial para cristales, aunque un algodón cien por cien también funciona muy bien. Lo ideal es no usar cualquier material que deje pelusas o se despedace tal como los papeles higiénicos o de cocina. Por otro lado, en cuanto a la placa vitrocerámica, un producto bastante recomendado para limpiarla es el Vitroclem aplicado con un estropajo salva-uñas aunado a un poco de agua templada. Se debe aplicar homogéneamente por toda la superficie y, como toque final, usa un papel periódico para eliminar las pelusas o demás impurezas.

    Por último, pasa un trapo de algodón húmedo por la superficie y finalmente seca con una bayeta especial. Recuerda que puedes usar una brocha o pincel grande para eliminar la suciedad de las zonas de difícil acceso como las esquinas o los bordes de los cristales. Siempre se recomienda empezar limpiando por el interior, porque es el lado que suele tener más suciedad y luego terminar desde el exterior.

    Limpieza profesional en edificios acristalados y escaparates

    Cuando se trata de enormes paredes de cristales como las de los edificios, cuya altura hace imposible que un humano por sí solo pueda limpiar los cristales, es cuando se debe recurrir a un servicio de limpieza profesional. Las empresas que ofrecen estos servicios tienen andamios y herramientas especiales con las que pueden limpiar de manera segura grandes superficies de cristales en poco tiempo y con garantía de resultados impolutos. Estos servicios son programados, planificados y llevados a cabo con sumo profesionalismo para conseguir cristales totalmente limpios e higiénicos. Por ello, lo más conveniente es contratar a profesionales para que limpien nuestros grandes cristales, pues con ellos podemos estar seguro de que los cristales quedarán totalmente limpios e incluso ahorraremos dinero y tiempo a si nosotros mismos lo hacemos.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ