• ¿Cómo evitar la condensación en las ventanas?

  • Todos hemos tenido que lidiar en algún momento de nuestras vidas domesticas con la condensación de las ventanas de la vivienda, ya que resulta común la situación en la cual llegamos al hogar, luego de una larga jornada laboral y encontremos los cristales de la ventana empañados por lo que tendremos que proceder con la tediosa tarea de limpiar los mismos.

    El interior del hogar generamos una cantidad considerable de vapor de agua con cada una de las tareas que realizamos en la cual se utiliza este recurso natural tales como el aseo personal, lavar los platos, cocinar, etc. Se estima que una familia promedio genera doce litros de vapor de agua cada día y durante el invierno este vapor se condensa y empaña nuestras ventanas.

    ¿Qué es la condensación de las ventanas?

    La condensación no es más que el proceso mediante el cual el agua pasa del estado gaseoso al estado líquido, y en el caso de las ventanas del hogar este suceso se debe al vapor de agua presente en el hogar producto de las actividades domésticas diarias el cual al contactar con el cristal frio de las ventanas empaña las mismas dado a las bajas temperaturas presentes en el exterior.

    La humedad genera una gran cantidad de inconvenientes en el interior de la vivienda, desde la formación de moho, olores nauseabundos, hasta el deterioro del recubrimiento de las paredes y las ventanas.

    La solución al empañamiento por condensación de las ventanas no es tan simple y no se resuelve con el mero uso de ventanas con aislamiento térmico, ya que este tipo de ventanas al ser altamente aislantes impiden la circulación del aire, por lo que se acumula de forma desproporcionada el vapor de agua en la vivienda desencadenándose los procesos de condensación.

    ¿Cómo reducir la condensación de las ventanas?

    Existen muchos métodos caseros y fáciles de realizar para reducir significativamente la humedad y con ello la condensación de las ventanas, uno de ellos es el uso de macetas y plantas que tengan alta capacidad para absorber la humedad. Entre las especies más recomendadas se encuentran la hiedra y el helecho, los cuales son un tipo de plantas que poseen una gran absorción del vapor de agua y además pueden eliminar emisiones y desechos tóxicos del hogar.

    Entre los métodos fáciles de realizar para contrarrestar la condensación de las ventanas se encuentra el uso de sal, tiza y la aireación periódica de las habitaciones, aunque pueda resultar difícil esta medida cuando existen temperaturas muy bajas en el ambiente.

    Existen otras medidas que podemos utilizar para eliminar la condensación de las ventanas, sin embargo, estas requieren de una inversión considerable de dinero, una de ellas es la instalación de persianas que debido a sus características aislantes evitan que el vidrio de las ventanas se condese.

    La instalación de radiadores en el espacio inmediatamente inferior a las ventanas es otra de las opciones recomendadas para este inconveniente ya que le generar a la ventana el calor suficiente para evitar la condensación de la misma. Los aireadores son otro de los productos que ofrece el mercado para este tipo de problemas, ya que se trata de una serie de rejillas instaladas sobre la ventana que facilitan el intercambio de aire con el exterior para reducir el nivel de humedad.

    Por último, es importante tener en cuenta que existen modelos de ventanas de PVC que cuentan con el sistema de micro-ventilación que se encarga de reducir la humedad excedente de la vivienda sin alterar la temperatura de la misma.

    La importancia de ventilar la vivienda

    De todas las opciones y alternativas citadas anteriormente para evitar la condensación de las ventanas, no cabe duda que la más factible, asequible y fácil de realizar es la aireación o ventilación periódica de la vivienda ya que con abrir de forma momentánea las ventanas de las estancias de nuestro hogar lograremos reducir de forma considerable los niveles de vapor de agua y humedad. Para finalizar es importante que recuerdes que ventilar tu hogar de forma regular no solo te ayudara a evitar el problema en cuestión, sino que además te permitirá proteger las paredes, muros y cimientos de tu hogar de las consecuencias indeseables de la acumulación excesiva de humedad.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ