• Cómo evitar la condensación en las ventanas

  • El frio característico del invierno nos obliga a tomar una serie de medidas en el hogar para afrontar las bajas temperaturas. Uno de los inconvenientes más habituales se suscita en las ventanas, las cuales suelen condensarse con un vaho peculiar del invierno. Dicha condensación supone la necesidad de limpiar muy frecuentemente las ventanas durante dicha época, lo cual puede incluso llegar a tornarse una tarea molesta y repetitiva.

    Los pequeños del hogar disfrutaran este efecto del invierno en nuestras ventanas ya que emplearan las mismas como pizarras, sin embargo, para los adultos que se encargan de las labores domésticas esto representa una tarea sobreañadida al tener que asear y limpiar constantemente las ventanas.

    ¿Por qué se condensan las ventanas?

    La condensación se genera en presencia de humedad, de esta forma la cantidad de humedad que exista en el interior del inmueble es un factor influyente en la aparición de condensación en el cristal de la ventana. Esto se debe a que la humedad que se encuentra en la vivienda en forma de agua vaporizada contacta con un elemento frio, en este caso, el cristal de la ventana que sin lugar a duda es una de las superficies con la temperatura más baja del inmueble al estar expuestas al frio del exterior.

    En este sentido conviene explicar en donde se produce la humedad del inmueble. Dicha agua vaporizada se genera con las múltiples actividades domésticas que todos realizamos en el hogar, desde tareas de limpieza, regar las plantas y por supuesto la cocción de alimentos.

    ¿Cómo evitarlo?

    1. Ventile el inmueble: La ventilación del inmueble es una de las claves principales para prevenir la condensación de las ventanas, por ello, resulta recomendable abrir puertas y ventanas durante algunos minutos al día para permitir que se ventile el vapor que se acumula en el interior de la vivienda.
    2. Abrir cortinas y persianas: Una vez que las ventanas han sido cerradas, es conveniente dejar abiertas las cortinas y las persianas ya que, aunque no lo parezca, el vapor también logra circular con esta medida.
    3. Utilizar la campana de extracción de vapores al cocinar: Cuando comienzas a cocinar o freír cualquier tipo de alimento, es imprescindible encender la campana de la cocina para que se extraiga todo el vapor generado.
    4. Utilizar un extractor: Además del ubicado en la cocina, es conveniente tener extractores en otras habitaciones donde se produzca una gran cantidad de vapor como lo en el cuarto de baño.
    5. Mantener regulada la temperatura del inmueble: Es importante graduar del sistema de calefacción para que en el interior del mismo se mantenga una temperatura optima e intermedia, es decir, ni muy calurosa ni muy fría.
    6. Instalar ventanas con aislamiento térmico: Es posible impedir que la temperatura del cristal de las ventanas este fría independientemente de las bajas temperaturas externas gracias a los modernos cristales que existen en la actualidad. Entre ellos resaltamos el vidrio con aislamiento térmico el cual consta de un doble acristalamiento que evita la condensación de las ventanas.
    Artículos Relacionados
    Elije el mejor espejo para ti

    Nuestra empresa está totalmente dispuesta a brindarte un espejo personalizado adaptado a tus gustos y a la decoración de tu Read more

    Elije el mejor cristal para tu casa
    aislar ventanas en madrid

    Si te has propuesto a cambiar el cristal de las ventanas de tu hogar, pero aun no sabes cual vidrio Read more

    Decora tu casa con espejos

    ¿Quién duda del potencial decorativo de un espejo? Nadie, ya que es bien sabido que estos elementos generan una estética Read more

    Cristales para escaparates

    Cuando transitamos por el centro comercial o por las calles de la ciudad automáticamente y de manera involuntaria nuestros ojos Read more

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies
LLÁMANOS DESDE AQUÍ