• Cómo escoger el mejor cristal para tus ventanas

  • Las estaciones más radicales del año son inclementes, en cuanto a temperatura se refiere. En invierno el frío en nuestro hogar es insoportable, al igual que el calor en verano. Por suerte desde Cristalerias Madrid te decimos que existe una manera muy sencilla de solucionar este problema y aislar nuestra casa térmicamente, y consiste en utilizar cristales especiales en las ventanas. Los cristales deben tener la capacidad de impedir que el frío o calor exterior penetre en la casa, para así mantener la temperatura interior a la temperatura que nosotros deseemos.

    Beneficios de elegir un buen vidrio para las ventanas

    1. Aislamiento térmico: al aislar la temperatura interna de nuestra casa, ganaremos mucho en confort ya que el ambiente se mantendrá a una temperatura media que no será ni muy fría ni muy caliente. De igual forma, ahorraremos mucha energía eléctrica, con el consecuente ahorro monetario que esto representa, ya que los equipos de calefacción o refrigeración no trabajarán de forma forzada.
    2. Aislamiento acústico: existen vidrios que además aíslan acústicamente tu casa, de tal manera que no tienes que preocuparte por los molestos ruidos que llegan de la calle. No se escucharán, por lo cual aumentarás tu calidad de vida.
    3. Seguridad: algunos vidrios, cuando se rompen, pueden hacerlo en forma de pequeñas partes para así evitar lesionar a las personas con un afilado pedazo de vidrio. Además, existen vidrios blindados que ni el más fuerte ladrón puede romper.
    4. Luminosidad: si necesitas reducir la iluminación natural de la casa, puedes instalar vidrios ahumados, opacos o mates. También, si quieres más luz para tu casa, puedes optar por vidrios translúcidos o transparentes. En definitiva, te permiten obtener la iluminación precisa que necesitas para tu casa.

    Tipos de vidrios

    Vidrios simples o monolíticos: son los vidrios más básicos y económicos. Por ello, no cuentan con un alto grado de aislamiento térmico y vienen en presentaciones de 4 mm como forma recomendada. Debido a que permite la máxima transferencia de energía solar, no son recomendados para edificios.

    Vidrio templado: son los vidrios que mayor seguridad otorgan, debido a su alta resistencia y a su excelente aislamiento térmico. Permite manejos de manufactura y serigrafiado, y se usan normalmente en patios, terrazas, etc. Como característica especial, cabe decir que se rompen en forma de pequeños pedazos.

    Vidrio flotado: es un vidrio fabricado por el popular proceso ideado en1950 por r Sir Alastair Pilkington de Vidrios Pilkington. Es probablemente el vidrio más usado en los hogares españoles ya que se puede fabricar en una gran gama de grosores que va desde los 2 mm a los 22 mm.

    Vidrio mate: este vidrio tiene un aspecto especial que permite que las huellas dactilares no se vean reflejadas en él. Se crea usando como base vidrio flotado y luego se le aplica un ácido especial que logra darle ese aspecto difuminado, translucido, que impide el paso normal de la luz. Normalmente se usa en decoraciones de interior donde se busca dar un diseño sobrio y elegante a una estancia, aunque también es común verlo en las cocinas de alta calidad.

    Vidrio de doble acristalamiento con cámara: este vidrio está compuesto por dos láminas, separadas por una capa de aire deshidratado. Este diseño tan peculiar tiene por objetivo brindar un mayor aislamiento térmico al hogar, pues las láminas están unidas herméticamente y usan el aire como medio aislante que reduce la transferencia de calor del exterior al interior y viceversa. Eso sí, este diseño no presenta inconveniente alguno a la transmisión luz óptima de luz y calor solar, siendo por ello uno de los mejores disponibles ahora mismo.

    Doble acristalamiento con tratamiento acústico: similar al anterior, pero, en vez de tener aire entre las dos láminas de cristal, tiene una lámina de polivinilo butiral (PVB) que garantiza un mayor aislamiento acústico. Ideal para los lugares donde práctican bandas o músicos, pero también para las bibliotecas o cualquier otro lugar que necesite de absoluto silencio, a pesar de los ruidos de la calle.

    Doble acristalamiento de seguridad: este vidrio es realmente el mismo que el anterior, pero con la mínima diferencia de que en este la lámina de PVB intermedia tiene la misión de ofrecer mayor elasticidad y resistencia al vidrio. Si se rompe, no hay problema porque lo hará en forma de que pequeños pedazos que quedarán atrapados entre los dos vidrios.

    Doble acristalamiento bajo emisivo (low-E): tienen una capa pulverizada, normalmente de plata, que ofrece un mayor ahorro energético, pues el aislamiento que produce es equivalente al producido por una barrera de 30 cm de ladrillos.

    Doble acristalamiento con control solar: este acristalamiento tiene una capa metálica para hacer rebotar a los rayos ultravioleta del sol. De esa manera, evita que tu casa se caliente y que tus muebles se dañen por culpa de esos rayos nocivos.

    Triple y cuádruple acristalamiento: en casos específicos y de ser necesario, se pueden añadir más capas de acristalamiento para lograr un mejor aislamiento tanto acústico como térmico.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ