• Aislamiento acústico ventanas PVC

  • Nuestro hogar es nuestro lugar de paz en el mundo, por lo que es indispensable contar con ventanas que nos protejan ruido exterior. Lastimosamente, en estos tiempos modernos donde las industrias han crecido tanto y cada día vemos más coches y obras en las calles, a veces es muy difícil encontrar tranquilidad en nuestra propia casa debido al ruido que llega de afuera. Por suerte, esto tiene una solución muy sencilla y es instalar en nuestras ventanas cristales que tengan un excelente aislamiento acústico. Para mejorar el aislamiento acústico de nuestra vivienda o negocio, como Cristalerias Madrid debemos tener en cuenta lo siguiente:

    • El aislamiento acústico de una ventana depende en gran medida de su sistema de apertura y cierre. Por ejemplo, las ventanas oscilobatientes son las que mayor aislamiento acústico nos proporcionarán gracias a su sistema de juntas. Mientras que las ventanas correderas no ofrecen un gran aislamiento por su cierre deslizante.
    • También hay que tener en cuenta que el aislamiento del ruido en una ventana depende del grosor del vidrio. Mientras mayor sea el grosor del vidrio, mayor será el aislamiento acústico, aunque también el peso de la ventana. Si quieres que tu ventana aísle el ruido, debe tener al menos 6 mm de grosor. Algunas ventanas usan un doble acristalamiento con una capa de gas neón u otro gas en medio para un mejor aislamiento tanto térmico como acústico.
    • Asimismo, no debemos olvidarnos de la calidad de la fabricación de la ventana. Para que tenga un buen aislamiento acústico, la ventana debe ser perfecta y herméticamente, sin ningún espacio de error. Lo mejor es que cuente con un alto nivel de impermeabilidad al aire para mejores resultados en cuanto a aislamiento acústico.

    Sin embargo, cabe aclarar que nunca lograremos un silencio absoluto, pues este no existe. Por ejemplo, el tic tac de un reloj o un bosque nevado producen un ruido de al menos 20dB. De hecho, nuestro propio organismo produce diversos tipos de ruidos, a pesar de que no estemos haciendo nada y aunque no los oigamos. Uno de los sonidos más fuertes es el del accionamiento de un cohete, que puede paralizar o matar y que es de 150 dB. Una conversación de oficina produce un ruido de 50 dB y el tráfico intenso 80 dB.

    De acuerdo a los decibelios de ruido exterior en tu casa, debes elegir una ventana u otra o, mejor dicho, un aislamiento acústico u otro. Por ejemplo, un vidrio cuyo grosor produzca un aislamiento de 10 dB se notará en el oído humano como una reducción de la mitad del ruido, lo cual es muy significativo. Existen vidrios que pueden aislar hasta en un 52 u 82 dB, los cuales son fabricados para usos especiales tal como lo puede ser un estudio de música. Sin embargo, dependiendo de tus necesidades, puedes pedir que fabriquen un vidrio personalizado para reducir el ruido exterior en tu hogar hasta un nivel que sea completamente imperceptible para el oído humano. Es decir, lograrías un ruido en tu vivienda de 25dB que equivale a un pequeño cuchicheo.

LLÁMANOS DESDE AQUÍ